lunes, 7 de diciembre de 2009

shine in the farmer (siembras)

después de cortar los frutos y meterlos en la olla, las manos grandes destraban las semillas de su nido hasta entonces oscuro - la multiplicación de los panes - el milagro de la tierra húmeda - un rayo que busca la luz - y el nacimiento, que es tan simple como la concepción - después de observar las primeras hojas las manos grandes las rozan - y con una herramienta hecha con la mitad longitudinal de una tacuara, comienza el trasplante - la siembra se proyecta - devenir de frutos

1 comentario:

Cíclopa dijo...

Ahora que pude leer un poco más, hay algo en tu poesia de empezar por la semilla, hacer el fruto,
y volver a la semilla, con sabor a tierra.

Por eso dejo este comentario justo en este poema.

Saludos,

N. L