domingo, 19 de mayo de 2013

la lluvia

La lluvia es magnífica porque sí. Aún la lluvia ácida que se da en algunas ciudades  superpobladas, esa que al caer agujerea la tela impermeable y leve de los paraguas. Esa que si cae sobre la piel produce ampollas de colores. Aun esa lluvia es magnífica porque elimina lo que de impuro tiene el aire, lo limpia, cuaja la mugre y la precipita. Y cuando estás cerca de esa purificación también se purifican los pulmones y con los pulmones, como todos saben, se inicia la purificación del alma.



2 comentarios:

morgana dijo...

nada como disfrutarla en la cara :)

Ysidro Colina Colman dijo...

Nada mejor que contemplar esa "dichosa" Lluvia cayéndo sobre las cosechas del Campo... el Famoso "Amangy Che Kokue ári"<>